Drogas a cambio de sexo: seguirá preso un detenido en Suárez

Drogas a cambio de sexo: seguirá preso un detenido en Suárez

La Cámara Penal rechazó un planteo del defensor de Fabián Holzman y confirmó un fallo del Tribunal Criminal Nº 2.

 Deberá continuar tras las rejas un hombre detenido hace poco más de tres meses en Coronel Suárez, acusado de entregar drogas a cambio de mantener relaciones sexuales.

   Se trata de Fabián Holzman, quien fue arrestado el pasado 23 de marzo luego de una investigación puesta en marcha a través de información y llamados anónimos denunciando la situación.

   La Sala II de la Cámara de Apelación y Garantías en lo Penal, recientemente, rechazó una presentación del abogado defensor Pablo Soteri y ratificó la decisión del Tribunal en lo Criminal N° 2, que le rechazó al imputado tanto la excarcelación como un arresto domiciliario.

   Soteri indicó, entre otras cosas, que correspondía otorgale la libertad al acusado debido a sus problemas de adicción, la ausencia de antecedentes penales, la colaboración que prestó durante la investigación y la falta de peligros procesales.

   Agregó que la familia podría brindarle al imputado apoyo y un espacio de contención, atención y cuidado, velando para que se cumplan las reglas de conducta y asegurar los fines del proceso.

   Los camaristas Guillermo Petersen, Alfredo Mones Ruiz y Guillermo Emir Rodríguez indicaron que, al momento de rechazar el beneficio, se contemplaron la gravedad del delito, la pena en expectativa y la complejidad del proceso, entendiendo que el plazo de detención que arrastra resulta razonable.

   El tribunal consideró que la calificación legal del caso (facilitación de estupefacientes a título oneroso) brinda sustento a la prisión preventiva –no firme- que pesa sobre Holzman.

   También dijo que “ninguno de los beneficios requeridos asegurarían el normal trámite” judicial.

Sin excepción

    La Cámara rechazó los planteos del abogado defensor del acusado, considerando que en el caso no existen circunstancias especiales que admitan el beneficio solicitado.

   “La situación de excepcionalidad que invoca el letrado no es tal, desde que las circunstancias que enuncia -edad, adicciones, carencia de antecedentes penales, arraigo familiar y laboral, actitud procesal, familiares a cargo, características del hecho cuya comisión se le atribuye y prisión preventiva no firme-, no bastan para distinguir este caso de la generalidad”.

 Respecto a una consideración de la defensa, que alegó la falta de realización de un estudio socioambiental del acusado y su entorno, los jueces consideraron que los extremos que se pretendían demostrar “versan sobre cuestiones que no revisten el rasgo de excepcionalidad que los institutos bajo análisis demandan”.

   Indicaron que, pese a la problemática de sobrepoblación que se registra en los penales bonaerenses, “las alegaciones de la Defensa en el recurso en trato resultan insuficientes per se para revertir por si mismas el aspecto central del fallo en el que reposa la denegatoria de los beneficios rechazados por la instancia de origen”.

   Finalmente, ante la denegación de los beneficios, la defensa decidió apelar la resolución ante el Tribunal de Casación provincial.

Llamadas anónimas y testigos

   A principios de mayo la UFIJ Nº 19, a cargo del fiscal Mauricio Del Cero, solicitó la elevación a juicio de la causa contra Holzman.

   La Justicia de Garantías hizo lugar al pedido y las actuaciones recayeron en el Tribunal en lo Criminal Nº 2, que en los próximos días determinará la fecha de realización del debate.

   Holzman fue detenido el pasado 23 de marzo, en Coronel Suárez.

   Según la investigación, en enero de 2020, en el interior de una vivienda ubicada en la avenida Alsina al 500, el imputado le facilitó cocaína a una joven exigiendo como medio de pago que mantenga relaciones sexuales con él.

   La causa se inició a través de información que llegó a la Ayudantía Fiscal de Coronel Suárez, donde surge que Holzman compraba grandes cantidades de estupefacientes y que varias mujeres concurrían a la casa del detenido. Esas personas afirmaron que el hombre les decía que si querían consumir, tenían que tener sexo con él.

   A esa investigación se le agregaron otras 4 denuncias en las que se dejó constancia -mediante llamadas anónimas y testimonios- de varias circunstancias que confirmarían las forma de operar del hombre.

Fuente LANUEVA