Más de $ 22 mil millones de inversión en las rutas del Sudoeste Bonaerense

Más de $ 22 mil millones de inversión en las rutas del Sudoeste Bonaerense

Siete obras de infraestructura vial, por un monto superior a los 22 mil millones de pesos, son las que actualmente está llevando adelante en todo el Sudoeste Bonaerense la dirección nacional de Vialidad, a través del 19º Distrito con sede en nuestra ciudad.

   El conjunto de los proyectos comprende a los municipios de Bahía Blanca, Tornquist, Saavedra, Guaminí, Trenque Lauquen, Villarino, Coronel Dorrego, Tres Arroyos, Coronel Suárez, Coronel Pringles, Monte Hermoso y Adolfo Gonzales Chaves, y se espera que una vez concluidos, mejoren las condiciones de circulación y reducirán los costos logísticos y de transporte de una zona que alberga el puerto de aguas profundas más importante del país.

   Sin lugar a dudas, una de las obras más esperadas en toda nuestra región es la refuncionalización de la ruta nacional 33, entre Bahía Blanca y el distrito de Tornquist, convirtiéndola en una autopista.

   El proyecto actualmente presenta un avance físico superior al 55%, y contempla la ejecución de 103 alcantarillas transversales y 28 laterales, así como la construcción de cinco intercambiadores –a distinto nivel– tipo diamante para el acceso a las calles vecinales y retornos.

   Los trabajos, que comenzaron a ejecutarse en marzo de 2018, se espera que estén finalizados a fin del año que viene. Una vez terminados, la traza de 33 kilómetros -entre el barrio privado de Bosque Alto y el kilómetro 41 de la ruta- contará con dos carriles a cada lado, que estarán separados por un cantero central -con la idea de sumar un tercer carril en un futuro- y con banquinas pavimentadas.

   También se construirán colectoras de doble sentido de circulación a derecha e izquierda, además de cinco puentes de retome, o intercambiadores: al tratarse de una autopista, no se pueden hacer giros en “U” para volver hacia el lugar desde donde un vehículo se dirigía. La obra genera 200 puestos de trabajo, de los cuales 150 son operarios locales y 50 son trabajadores especializados de todo el país.

   En ese sentido, el titular del Distrito 19 de Vialidad Nacional, Gustavo Trankels, había confirmado que en estos días se habilitarían 10 kilómetros de ruta nueva, entre las progresivas 16 y 26, para comenzar a readecuar la traza vieja.

   Además, había confirmado que las obras continuaban a buen ritmo, más allá de los vaivenes económicos.

   “Hasta el momento no tuvimos problemas con las fluctuaciones del dólar, tanto para continuar con las obras que estamos llevando a cabo como con las licitaciones”, había explicado.

   Desde Vialidad Nacional  también se informó que está próxima a finalizar la repavimentación y el ensanche de calzada en 121 kilómetros también de la ruta nacional entre Tornquist y Espartillar –entendiéndose este como uno de los corredores viales más importantes de Buenos Aires y Santa Fe–, a lo que complementa la repavimentación de 158 kilómetros entre Espartillar y Trenque Lauquen, tramo que incluye intersecciones en localidades agroganaderas y rutas provinciales del sector productivo bonaerense.

   Asimismo, y a partir del trabajo articulado entre los gobiernos nacional, provincial y los municipios, en la zona se desarrollan a cabo otras obras por convenio, como en la ruta provincial 51, entre las ciudades de Pringles y Bahía Blanca, que actualmente se encuentra detenida por un pedido de la empresa a cargo de readecuar las tarifas, y también en el Camino de Cintura Monte Hermoso-Sauce Grande.

   En este sentido, el administrador general de Vialidad Nacional, Gustavo Arrieta, expresó que la transformación de los primeros kilómetros de la ruta nacional 33 y el Paso Urbano bahiense traerán grandes beneficios a la región.

   “Provocarán un gran impacto social, habitacional y económico en la zona que repercutirá en sus habitantes, y agilizará el movimiento de las actividades turísticas, productivas e industriales de la región”, sostuvo.

Inversiones

   En el marco de los nuevos proyectos de infraestructura vial que mejorarán aspectos de transitabilidad y seguridad vial en el sudoeste de la provincia de Buenos Aires, se encuentran en proceso de licitación siete obras, para las cuales Vialidad Nacional estima una inversión superior a los 5.500 millones de pesos.

   Entre ellos están contempladas la rehabilitación de cuatro tramos de la RN 3 entre Azul y Coronel Dorrego; la recuperación y mantenimiento de 123 kilómetros de la RN 22  (entre los kilómetros 734 y 857); la reconstrucción de losas de hormigón en la RN 252, en el tramo que se extiende entre los parajes El Guanaco y Loma Paraguaya; la repavimentación del acceso a la localidad de Casbas, y la instalación de un sistema de iluminación en el cruce de la RN 33, hacia la ciudad de Tres Lomas y la localidad de 30 de Agosto.

   A estos se sumarían otras 14 obras por una inversión aproximada de $6.500 millones que, en algunos casos, estarán a cargo de los municipios, con los cuales se firmarán los convenios correspondientes.

   Entre estas últimas se destacan la repavimentación del acceso a la localidad de Chasicó, en el partido de Tornquist, y la pavimentación del primer tramo Médanos-Ombucta, en el partido de Villarino.

Paso Urbano

Sin lugar a dudas, una de las obras de mayor envergadura consiste en la transformación en autopista de 11 kilómetros de las rutas nacionales 3 y 33, en su paso por el sudoeste de Bahía Blanca.

Conocida como Autopista Paso Urbano, la intervención se extiende desde los últimos 8,3 kilómetros de la RN 33 (excamino Sesquicentenario) en la rotonda de Bosque Alto hasta la intersección con la RN 3 sur, con un distribuidor vehicular en altura en el paraje El Cholo.

La obra se desarrolla a lo largo de otros 3,5 kilómetros hasta la intersección con el canal Maldonado.

Con un grado de avance físico cercano al 40%, esta actualización de la red de accesos a la ciudad contempla la construcción de dos carriles ascendentes y dos descendientes, la ejecución de 11 puentes, nueve pasarelas peatonales y una rotonda en la intersección conocida como “El Cholo”.

A su vez, se instalarán 1.500 luminarias, así como árboles y arbustos para integrar la nueva infraestructura vial con el medio ambiente.

La autopista Paso Urbano es muy esperada por los bahienses, ya que la zona es un nudo de tránsito donde confluyen las rutas nacionales más importantes del sur de la provincia.

 

fuente: La Nueva