La tentación del plazo fijo: la tasa de interés quedará cerca del 100% anual

La tentación del plazo fijo: la tasa de interés quedará cerca del 100% anual
La tentación del plazo fijo: la tasa de interés quedará cerca del 100% anual

Por la alta inflación de agosto, el Banco Central subirá las tasas de interés y quedarán cerca del 100% anual en términos efectivos

Se trata del nivel efectivo al que llegarán tras el reajuste de mañana, cuya magnitud la decidirá mañana el directorio que conduce Miguel Pesce; los plazos fijos ofrecerán un rendimiento mayor por la aceleración de precios

El Banco Central reajustará una vez más la tasa de interés de los pesos luego de que se conozca este miércoles el dato de inflación de agosto. De esa manera, la tasa efectiva anual de referencia y de los plazos fijos orillaría el 100%, según se estima.

El equipo económico busca evitar que las inversiones en pesos pierdan terreno contra la inflación que en términos interanuales sigue en escalada, y por esa razón volverá a ponerse sobre la mesa del directorio de la autoridad monetaria este jueves al mediodía un nuevo aumento en el interés que pagan los depósitos en los bancos en moneda doméstica.

 

La magnitud que tendrá esa suba será motivo de debate mañana entre los directores del BCRA, aunque fuentes oficiales aseguraron que “se acomodará de acuerdo al dato de inflación de agosto”. En la actualidad el esquema de tasas de interés tiene una tasa de interés nominal de 69,50%, lo que implica una efectiva anual de 96,82% para el caso de la tasa de política monetaria y de 96,58% para los plazos fijos de hasta 10 millones de pesos.

El directorio del Banco Central volvería a reajustar el interés de los plazos fijos y de la política monetaria, por lo que la tasa efectiva anual de referencia y de los plazos fijos orillaría el 100%, según se estima

Los bancos, fondos de inversión y consultoras que participan del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del Banco Central reajustaron al alza sus proyecciones de suba de precios por encima del 95%, y se estima que luego del dato de inflación de agosto, la próxima entrega de esa encuesta termine por reflejar un número de expectativa de IPC anual para 2022 cercano a los tres dígitos.

Además del muñequeo de tasa de referencia que hace el Banco Central, el Ministerio de Economía lleva adelante su propia suba de interés para los bonos que emite la Secretaría de Finanzas de manera quincenal para cubrir vencimientos de deuda en pesos y conseguir financiamiento nuevo. En operaciones anteriores ya había arrimado la tasa efectiva anual ofrecida a los inversores al terreno del 100%, y podría reiterarlo en la colocación de títulos públicos que tendrá lugar este viernes

La cuestión de las tasas de interés y la necesidad de que permanezcan en terreno positivo frente a la inflación forma parte de las conversaciones y negociaciones técnicas que el Gobierno sostiene con el Fondo Monetario Internacional, ya que es uno de los elementos que el organismo remarcó como decisivo para la implementación del programa económico.

Sin ir más lejos, la directora gerente del FMI Kristalina Georgieva mencionó como uno de los puntos destacados “la implementación sólida y consistente del marco de política monetaria para asegurar el actual objetivo de sostener tasas de interés reales positivas, que a su vez es una herramienta para abordar el combate contra la inflación y movilizar el financiamiento interno, además de asegurar la competitividad externa”.

Las tasas positivas frente a la inflación forma parte de las conversaciones con el FMI, ya que es uno de los elementos que el organismo remarcó como decisivo para la implementación del programa económico

Para Ricardo Delgado, director de la consultora Analytica, “con la última suba en la tasa de política monetaria la mejora fue sustancial pero aun no alcanzó para llevar las tasas de interés a terreno positivo. Está bien que el Banco Central continue con su nueva política y vuelva a incrementar la tasa para llevarla ya a un terreno positivo. Pero no solo se debe observar respecto a la tasa de inflación sino también de la devaluación esperada. La tasa de interés debe ser superior a ambas para quitar presión sobre los dólares financieros”, mencionó en diálogo con Infobae.

La aceleración de la inflación de los últimos meses reactivó el reajuste de las tasas que los bancos le ofrecen a los ahorristas por sus depósitos en pesos. A principio de año, por ejemplo, la tasa efectiva anual era cercana al 44%, por lo que a lo largo del año más que se duplicó el piso de rendimiento que tienen que ofrecer las entidades financieras a sus clientes. De la misma forma, la tasa de política monetaria creció desde cerca de un 45% efectivo anual hasta cerca del 100% que se espera luego de la reunión del directorio del BCRA este jueves.

La suba en el interés de los depósitos despertó también en los últimos meses una preocupación en el sector productivo, que espera que un rendimiento más alto en términos nominales para las inversiones en pesos tenga como correlato necesario un incremento en el costo del crédito, que podrían sufrir especialmente las pequeñas y medianas empresas, un planteo que algunas centrales industriales ya hicieron al Gobierno en reuniones recientes.

 

Fuente: Infobae