Trenes en Bahía: devolución de pasajes y dudas sobre las cargas

Trenes en Bahía: devolución de pasajes y dudas sobre las cargas

La determinación de suspender el servicio de pasajeros entre Plaza Constitución y Bahía Blanca por lo menos hasta febrero, trajo varios dolores de cabeza en la Estación Sud y también dejó varios interrogantes por responder.

   La medida, anunciada a mediados de la semana pasada  por Trenes Argentinos, está fundamentada en el mal estado que tiene un puente sobre el río Salado en cercanías de la localidad bonaerense de Gorchs, debido a trabajos de dragado que se habían hecho tiempo atrás.

   Más allá de los interrogantes que genera esta decisión -ya que, por el momento, el servicio de cargas entre ambas terminales parece funcionar con normalidad-, en Bahía Blanca ya comenzó la devolución de los pasajes correspondiente a lo que restaba de octubre y de noviembre. Sin ir más lejos, en nuestra ciudad ya estaban vendidos todos los pasajes para ambos meses.

   “La gente tiene que ir a la estación con el boleto, y se le devolverá el 100% del dinero -se explicó a “La Nueva.”-. En tanto, los que los compraron por internet, el monto se les regresará a través de la cuenta en la que hicieron la compra”.

   La decisión no fue nueva. De hecho, hacía varios días que el servicio no estaba en funcionamiento: había sido suspendido antes del Día de la Madre y los trenes de pasajeros habían dejado de correr. Recién el último miércoles la formación que estaba estacionada, lista para salir de Bahía Blanca desde mediados del mes pasado, volvió hasta Plaza Constitución, vacía; solo con el chofer.

   ¿Qué pasará con el servicio, entonces? Nadie da respuestas, y las que llegan no son las más auspiciosas. Según la página oficial de Trenes Argentinos, “el servicio entre Plaza Constitución y Bahía Blanca se encuentra interrumpido hasta febrero, por inconvenientes ajenos a la empresa en el puente sobre el Río Salado”.

   Nada más. Tampoco se aclara si al referirse a febrero de 2023, se habla de los primeros o los últimos días de ese mes. Solo se sabe que el servicio no correrá hasta -por lo menos- ese mes.

   Algunos que tienen un poco más de experiencia en la cuestión ferroviaria son mucho más pesimistas: creen que habrá que esperar un buen tiempo hasta que el servicio se reactive. Recién en marzo se vence el contrato de concesión de FerroSur-Roca, y entienden que hasta ese momento no se volvería a operar el tren de pasajeros por ninguna de las dos vías, ni La Madrid ni Pringles.

   “En estos momentos se está hablando de una licitación para reparar las fundaciones del puente, para que quede en condiciones... Si se tiene en cuenta los tiempos que llevan estos procesos, no creo que puedan llegar a febrero”, advirtieron.

Según la página oficial de Trenes Argentinos, “el servicio entre Plaza Constitución y Bahía Blanca se encuentra interrumpido hasta febrero, por inconvenientes ajenos a la empresa en el puente sobre el Río Salado”.

   La estructura, supuestamente, se encuentra en mal estado debido al dragado del río, lo que provocó un debilitamiento general de la estructura. “La Comisión Nacional de Regulación del Transporte de Cargas no puede permitir que se caiga un puente, y menos con un tren de pasajeros. Los de carga van a seguir circulando, obviamente; solo que por ese lugar van a pasar a 5 kilómetros por hora”, se explicó.

   Las exigencias de seguridad, se indicó, no son las mismas para las formaciones de carga que las de pasajeros. “Como la concesión la tiene FerroSur, ellos deciden quién pasa. FerroExpreso Pampeano también utiliza ese tramo, pero mucho menos. Entonces, limitarán la carga y la velocidad de los trenes”, se aclaró.

   Esto había sido ratificado ya por otras fuentes consultadas, que habían mostrado su desazón porque una formación de pasajeros tiene una decena de vagones, cuando algunas de cargas que hacen la vía Pringles alcanzan a 70.

Debido al estado de las vías, el servicio de pasajeros entre Bahía Blanca y Constitución tardaba más de 18 horas de viaje.

   El propio ministro de Transporte de la Provincia, Jorge D'Onofrio, había explicado en su última visita a Bahía Blanca que existe una resolución judicial que no permite el transporte de pasajeros entre ambas cabeceras.

   “La concesión vence en marzo del próximo año y Trenes Argentinos va a recuperar el control. También estamos trabajando fuertemente en la renovación de las vías", había explicado.

   Esta situación, más allá de incomunicar definitivamente a través de las vías a nuestra región con Capital Federal -además de suponer un gran golpe al bolsillo de quienes viajan desde y hacia Constitución-, también es un dolor de cabeza extra para aquellas localidades ubicadas en la vía Pringles, que venían desde hace años reclamando que se reactivara el servicio de pasajeros entre Olavarría y Bahía Blanca.

  Hace apenas unos días, los intendentes de Coronel Pringles, Tornquist y Lapidrida, Lisandro Matzkin, Sergio Bordoni y Pablo Torres, respectivamente, acompañados por el senador provincial Alfredo Fisher, habían vuelto a realizar gestiones para que retornase el servicio de pasajeros vía Pringles, que no funciona desde hace varios años.

   La idea de los funcionarios era retomar las gestiones en conjunto, solicitando una audiencia en el ministerio de Transporte de la Nación.
A partir de ahí, se iban a determinar los pasos a seguir.

   Ahora, parece que las gestiones para la recuperación del servicio, largamente reclamado por los habitantes de las poblaciones linderas al ramal, deberán esperar unos cuantos meses más.

 

fuente: La Nueva