Proyectan la construcción de una mega terminal para exportar el crudo de Vaca Muerta

Proyectan la construcción de una mega terminal para exportar el crudo de Vaca Muerta

La petrolera YPF proyecta la construcción de un oleoducto entre Vaca Muerta y el puerto Punta Colorada de Sierra Grande, en la provincia de Río Negro, donde desplegará una mega terminal marítima que se convertirá en el mayor puerto exportador de petróleo del país, con una inversión total de US$ 1.260 millones.

La capacidad prevista será muy superior a la que dispone actualmente el sistema de Oleoductos del Valle (Oldelval), que une Vaca Muerta con Puerto Rosales, en el complejo marítimo de Bahía Blanca, que transporta unos 36.000 metros cúbicos/día.

Los detalles del proyecto transcendieron este jueves, tras la reunión que mantuvo el presidente de YPF, Pablo González, con legisladores provinciales, quienes pusieron en marcha el proceso para la modificación de una ley provincial que habilite la construcción del oleoducto.

La modificación de la norma logró este mismo jueves media sanción con el acompañamiento de la mayoría de los legisladores que integran los bloques de Juntos Somos Río Negro (JSRN), el Frente de Todos (FdT), Juntos por el Cambio (JxC) y Unidad Ciudadana.

De acuerdo al proyecto presentado, el ducto transportará 60.000 metros cúbicos por día, equivalente a 372.000 barriles de crudo, y se extenderá a lo largo de 700 kilómetros, de los cuales 635 serán en territorio rionegrino.

Su impacto también se extenderá a la contratación de no menos de mil personas de manera directa y de otras tres mil de manera indirecta, y la movilización de cientos de proveedores.

En ese marco se calcula que a través de la estación portuaria rionegrina se podrá despachar, a partir de 2025, un buque cada cinco días con capacidad para 390.000 metros cúbicos, lo que a nivel anual podría sumar un volumen total de 25 millones de metros cúbicos, equivalente a 155 millones de barriles de petróleo.

Según detalló el presidente de YPF a los legisladores, “la capacidad de transporte actual, tanto hacia el puerto Rosales en Bahía Blanca como al mercado interno, se encuentra al límite de las posibilidades”.

Y que, en función de la proyección de extracción “se hace indispensable buscar nuevas alternativas para la exportación complementarias a la puesta en funcionamiento, prevista para el año que viene, del oleoducto transandino después de dos décadas de parálisis”.

 

fuente: Télam