Pese a la crisis, la industria automotriz sigue sumando puestos de trabajo

Pese a la crisis, la industria automotriz sigue sumando puestos de trabajo

El titular del sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata), Ricardo Pignanelli, aseguró que la industria automotriz suma de forma gradual numerosos puestos de trabajo; afirmó que a pesar de las dificultades monetarias "la producción continúa" y reivindicó las paritarias trimestrales implementadas desde 2011 por el gremio.

   El dirigente sindical sostuvo que la actividad suma puestos de trabajo y que "el empleo está apareciendo", y se pronunció por la necesidad de organizar a los desocupados y ofrecerles cursos de capacitación y un oficio.

   "La noticia siempre es mala. La buena no es noticia. Noticia es difundir la desesperación y no la esperanza. La industria está sumando puestos laborales y no es noticia. Nadie dice que en los últimos seis años se perdieron muchos empleos", sostuvo Pignanelli.

   El dirigente señaló que si el Banco Central (BCRA) tuviese mayor capacidad monetaria "subiría mucho la producción", y reseñó que entre 2015 y 2019 "se perdieron 24 mil pequeñas y medianas empresas que abastecían a la cadena de producción sectorial y éste es un buen momento para recuperarlas".

   Pignanelli añadió que "se impone poner en funciones otra vez a esas pymes" y reseñó que hay síntomas muy positivos, como "la decisión de Volkswagen de tomar a 500 nuevos trabajadores y de producir 450 unidades diarias, no obstante las dificultades que existen por la ausencia de neumáticos y los famosos semiconductores o chips".

   "General Motors está lanzando al mercado las primeras trucker, y Toyota producirá desde el próximo 1° de enero 185 mil unidades anuales en tres turnos laborales. Eso significará 1.000 nuevos puestos laborales con previa capacitación. Además, Nissan y Renault aplicarán dos turnos de trabajo y la Fiat intenta traer al país la Toro", dijo Pignanelli.

   El gremialista enfatizó la necesidad de que la producción tenga más contenido nacional y sostuvo que ello también beneficia a metalúrgicos, textiles y plásticos, y desmintió de manera rotunda que la industria automotriz sea "deficitaria", a la vez que aseveró que el país sufrió dos pandemias: una de cuatro años con el macrismo y la otra de salud.

   Pignanelli aseguró que de forma gradual continuarán llegando al país inversiones para la actividad,y anunció la próxima reapertura en Baradero de una planta con 600 operarios.

   Al ser consultado sobre la realidad salarial del sector, el dirigente gremial reivindicó las negociaciones trimestrales que implementa el gremio desde 2011 y explicó que "es una paritaria gemela al Pacto Social que aplicó Juan Perón en 1973, lo que significa que los trabajadores cada tres meses perciben el costo de vida que se produjo en el período".

   "El sistema funciona muy bien, a pesar de que al principio hubo mucha resistencia de las empresas y de los propios trabajadores. Pero hoy no quieren salir de ese esquema, porque todos se dieron cuenta que preserva los salarios y mantiene el poder adquisitivo", concluyó el dirigente sindical.

 

fuente: La Nueva