Pequeño pueblo bonaerense, en foco: la mirada de un fotógrafo valorado por Nat Geo

Pequeño pueblo bonaerense, en foco: la mirada de un fotógrafo valorado por Nat Geo

Carlos Alberto Servín vive en Espartillar, pequeño pueblo del partido de Saavedra, de unos 800 habitantes, desde 2004, cuando llegó de su Quilmes natal. Su perfil no resiste encasillamiento: amante de la naturaleza, ferviente observador de aves, fotógrafo aficionado y profesor de Letras de nivel medio se dio a la tarea de reunir todos estos intereses en un libro que editó a pulmón -por el momento una sola copia- y que pronto aspira compartir con la comunidad.

“Espartillar, en foco” o “Espartillar y su entorno” -el nombre aún está en proceso- cuenta con impactantes imágenes que obtuvo en sus paseos cotidianos por los entornos naturales aledaños y reúne fotografías sobre lugares y personajes destacados, en una apuesta por poner en valor el patrimonio cultural local.  Por eso, cada fotografía llevará una referencia.

“El libro surge como una necesidad de dejar algo simbólico, algo representativo que perdure en el tiempo y en la historia de Espartillar”, señaló el fotógrafo, cuyos dos de sus trabajos fueron publicados por la National Geographic.

"El vínculo con la naturaleza se dio hace mucho tiempo, desde chico y de adolescente cada vez que podía rondaba el río de La Plata y acampaba junto a mis amigos. Creo que desde esos campamentos y jornadas de pesca la naturaleza ya se iba filtrando entre mis asuntos”, contó.

“Con esta obra, intento representar, dentro de mis limitaciones, las instituciones, algunos lugares históricos, algunas personalidades importantes de la localidad y también algo del entorno natural, ya sea desde la fauna y algunos paisajes propios”, indicó.

La idea surgió cuando Servín fue convocado por el Museo local para la reconstrucción digital de la fotografía de alguien que había trabajado en Club Sportivo Belgrano.

La tarea de recuperar esta imagen lo invitó a pensar en un libro.

“Busqué la manera de rescatar y poner en valor parte de la historia que merece ser recordada, para que el tiempo no las deje en el olvido”, dijo.

“El hilo conductor de la obra es el registro fotográfico de los lugares que tienen muchas historias, muchos encuentros y desencuentros también”, destacó.

La búsqueda es que cada una de las fotografías sea un disparador de historias, que los vecinos al verla puedan asociarla a sus vivencias, a sus recuerdos.

“Lo imagino como un pacto entre mi trabajo y las historias de quienes lo completen desde su subjetividad. Es decir, que yo pongo la imagen para que las personas lo complementen a través de sus recuerdos”, expresó.


  
--¿Qué es lo que te cautiva de la naturaleza y por qué compartís tus imágenes?

--Lo que me cautiva de la naturaleza es la posibilidad de ver la vida desde diferentes lugares. Lamentablemente, nos han enseñado a mirar la naturaleza desde los documentales, siempre a través de una pantalla. Por esa razón trato de compartir mi trabajo desde lo cotidiano, desde el entorno cercano, incluyendo los lugares y la fauna que vemos todos los días

--Sos amante de la fauna y observador de aves: ¿sos autodidacta en esta área del conocimiento?

--Me cautiva la naturaleza en sí, desde la fauna, a los cielos nocturnos y las tormentas. Mi relación con las aves comenzó de a poco… en un primer momento salía a sacar fotos de pájaros… sin tener idea de las especies. Así fui saliendo más seguido y descubriendo gran variedad de especies. Hoy llevo registradas 138 especies de aves en la zona de Espartillar. Así fui aprendiendo gracias a algunos libros, y a unos amigos que me ayudan al momento de identificar nuevas especies.

--¿Qué es la fotografía para Carlos Servín?

La fotografía es una actividad que me brinda la posibilidad de vincularme con la naturaleza y al mismo tiempo invitar a otras personas para que se puedan vincular. Siento que la valoración y el vínculo con la naturaleza es tan importante como el pensamiento crítico.

--Recibiste premios y menciones por por tu trabajo fotográfico…

--Sí, varios y de diferentes tipos. Los más importante creo que fueron la publicación de dos fotos en National Geographic, la posibilidad de compartir un momento único junto a Nito Mestre, Ricardo Soulé, Lito Nebbia y a Silvina Garré. También gané un viaje, concursos, y varios reconocimientos más.

--¿Cómo se conseguirá el libro?

--El libro de Espartillar se conseguirá por medio de una pre venta. No hay ninguna editorial detrás, tampoco una empresa que se dedique a la comercialización de libros. Es todo a pulmón, como suele decirse. El costo de cada ejemplar será lo que indique el presupuesto al momento de la impresión. Lo pienso vender al costo. Me pueden contactar por las redes sociales: Facebook: Carlos Alberto Servín, Instagram: carlos_servin_fotografías.

--¿Cómo lo tomó la comunidad?

--En la comunidad, hubo gestos muy lindos, una persona de la localidad me dijo que me compraba dos libros, uno para ella y el otro para que lo regale a quien no pueda comprarlo. Desde lo público, hasta el momento, tuve la visita de dos concejales, quienes me propusieron presentar un proyecto para que sea considerado de interés legislativo. También me propusieron reuniones con el área de cultura, pero aún no se concretaron.


Pepe y Shirley quienes atienden su kiosco desde principios de la década del 90.

--Fotografiaste a Nito Mestre y tenés una historia particular ¿Cómo fue y es esta relación con el músico?

--La relación con Nito Mestre se dio de una manera muy curiosa. Fuimos en familia a un recital de Nito. Cuando nos sentamos en primera fila, al lado nuestro había una señora. Comenzamos a charlar, cuando me preguntó a qué me dedicaba, le dije que era profe de literatura, ella me dijo que era escritora. Así fuimos charlando, luego al momento de sacar la cámara de la mochila, me preguntó qué hacía, le conté y le mostré mi perfil de Instagram (carlos_servin_fotografías) y al verlo, se sorprendió.

Luego me contó que era la esposa de Nito, Pamela Gowland. Al día siguiente me encontré haciendo una producción de fotos a Nito y compartiendo la mesa el día de su cumpleaños.

Meses más tarde recibí la invitación especial al recital que hicieron Nito Mestre, Ricardo Soulé de Vox Dei, Lito Nebbia y Silvina Garré en el teatro Coliseo en Buenos Aires. Con Pamela la relación es más fluida, nos escribimos. Nito cada tanto deja algún comentario en mis redes. Nos ha mandado videos de saludos a las alumnas y alumnos de la escuela. Realmente puedo decir que son personas muy transparentes, sencillas, humildes y por demás generosas.

Busca apoyo. La Cooperativa Agrícola de la localidad se comprometió a colaborar con un aporte que le permitirá regalar el libro a las instituciones educativas. La propuesta del autor es regalar su trabajo, en tanto y en cuanto, un grupo de personas o instituciones financien los gastos para la impresión del libro. “Mi intención es brindar esta obra sin buscar beneficios económicos personales. No me interesa ganar ni un solo peso, sólo dejar algo que hasta el momento no existe en el pueblo”, dijo.

El libro. El autor imprimió un modelo del libro. Tiene 90 páginas. Es de tapa dura, mide 60 x 30 centímetros. Impreso mediante un proceso químico con una apertura de 180 grados, en papel fotográfico.
Su familia. Está compuesta por Valentina, Maite y Ana Clara. “Ellas lo son todo, representan mi estabilidad emocional, con ellas el mundo y la vida van muy bien. Me acompañan y ayudan en todo”.

Letras. Carlos Servín es profesor y especialista de nivel superior de Lengua y Literatura. Actualmente trabaja como profesor en la Escuela Secundaria Nº 3 de Espartillar.

 

fuente: La Nueva