Barreras arquitectónicas en Pringles: un estudio de la Escuela Nº 501

Barreras arquitectónicas en Pringles: un estudio de la Escuela Nº 501

Tres grupos de estudiantes y docentes del Servicio Agregado de Formación Integral (S.A.F.I.) de la Escuela de Educación Especial Nº 501 de Coronel Pringles están llevando a cabo un proyecto pionero en la comunidad: relevaron las barreras arquitectónicas presentes en las oficinas públicas de la ciudad y encontraron que aún existen demasiados “pendientes” cuestiones de accesibilidad y una gran necesidad de desarrollar políticas más inclusivas.

El proyecto nació en el marco de la Feria de Arte, Ciencia y Tecnología de la Provincia de Buenos Aires, con eje en el concepto de Ciudad Educadora, que propone hacer foco en las necesidades y motivaciones de los propios alumnos y alumnas.

Vanina Campbell, una de las docentes involucradas en el proyecto, compartió detalles sobre el desarrollo y los objetivos del trabajo.


"Comenzamos analizando nuestra ciudad desde el enfoque de una Ciudad Educadora y las experiencias de nuestros estudiantes. De ahí surgió un interés genuino por investigar y conocer más sobre la accesibilidad en Coronel Pringles, especialmente en oficinas públicas", explicó Campbell.

Los estudiantes, junto con sus docentes, elaboraron instrumentos de recolección de datos, incluyendo grillas de observación, cuestionarios y encuestas virtuales.

En esa lista, iban detallando si existía la presencia de rampas, ascensores, puerta ancha, veredas sanas, espacios sin obstáculos, información en Braille, o lengua de señas, lugares con espacios de contención, entre muchos otros aspectos.


Más allá de que ese tipo de observación por momentos puede ser incómoda la docente destacó la la predisposición de las personas que los atendieron en los lugares visitados.

En estas visitas encontraron que algunos casos no había presupuesto para realizar las obras de accesibilidad y en otros se habían hecho algunas cosas mal. Además, surgió una inquietud: las contradicciones entre las leyes de patrimonio histórico que hacen que un espacio no se pueda intervenir o a menos dificulta esta intervención mientras por el otro lado está la ley de accesibilidad.

Alumnos, alumnas y docentes visitaron la Municipalidad, el Hospital, la Oficina de Empleo, el Banco Nación y el Registro de las Personas. Durante estas visitas, también realizaron entrevistas con referentes del área de tercera edad y discapacidad, así como con oficiales de la Comisaría de la Familia y la Mujer.

También realizaron entrevistas a personas con discapacidad motriz o visual que son quienes más  padecen la falta de accesibilidad y a sus familiares.

"Además, compartimos una encuesta virtual en la comunidad sobre barreras, Ciudad Educadora y cómo perciben la accesibilidad en nuestra ciudad", comentó Campbell.

Los datos recolectados revelaron numerosas barreras que impiden el acceso adecuado a las oficinas públicas, algo que sorprendió a los investigadores y generó un fuerte sentido de responsabilidad y urgencia por parte de los participantes.

El proyecto, titulado "PARA TODOS/AS TODO", fue presentado en la Feria de Arte, Ciencia y Tecnología Distrital, donde atrajo mucho interés de los visitantes.

Próximamente, la Escuela de Educación Especial Nº 501 competirá con este y otros dos proyectos en la feria Regional. Hoy el equipo está deliberando sobre los próximos pasos para abordar las barreras identificadas y generar cambios en torno a esta problemática.

"Este proyecto nos invita a repensarnos como sociedad y a reflexionar sobre qué tipo de ciudad queremos. Una verdadera Ciudad Educadora debe ser inclusiva y accesible para todos y todas, promoviendo la autonomía y respetando los derechos de todas las personas", concluyó Vanina Campbell, como referente de los equipos docentes comprometidos con el proyecto.

La idea es generar cambios que permitan una ciudad verdaderamente accesible y equitativa para quienes la habitan y escuchar a quienes padecen en silencio estas barreras arquitectónicas que deben dejar de ser invisibles al resto de la población.

 

fuente: La Nueva