Las máquinas ya entran en calor

Las máquinas ya entran en calor

La producción industrial creció 1,6 por ciento en febrero respecto de igual mes del año pasado. De este modo acumuló la cuarta suba consecutiva. Así lo difundió este jueves el Indec para reflejar un nuevo indicador del rebote de la economía. En el primer bimestre del año se acumuló un incremento del 2,9 por ciento en relación con el mismo período del 2020. A su vez, se conocieron datos de la construcción con subas de casi 23 por ciento.

En el detalle por sectores se indicó que crecieron de forma interanual 8 de los 16 relevados. Se destacaron las subas de otros equipos, aparatos e instrumentos (18,5 por ciento interanual), metálicas básicas (16,4 por ciento), maquinaria y equipo (15,4 por ciento) y minerales no metálicos (14,4 por ciento).

Por el lado de las caídas los mayores retrocesos se observaron en otro equipo de transporte (-23,2 por ciento interanual) y refinación de petróleo (-10,4 por ciento), seguidos por caídas de un dígito en los sectores de prendas de vestir (-6,7 por ciento), vehículos automotores (-6,4 por ciento) y Químicos (-3,6 por ciento).

En el equipo económico se avanzó en los últimos meses en medidas centrales para apuntar a la recuperación de la manufactura local, la cual venía en fuerte crisis en los últimos dos años y medio del macrismo y luego recibió el impacto de la pandemia.

Entre las iniciativas de fomento a la producción local y especialmente apuntando a las pequeñas y medianas empresas se destacaron los programas de crédito subsidiado para las Pymes junto con la baja de la tasa de interés de todo el sistema financiero.

También se relanzaron programas claves para incentivar la demanda agregada como Ahora12 con el objetivo de apuntalar los bienes de producción nacional. Se reorganizaron además distintas mesas de sectoriales para atender las necesidades de ramas manufactureras estratégicas como son la metalmecánica, naval, automotriz, textil, equipamiento médico, entre otras.

Entre los principales resultados observados además del rebote del sector industrial en los últimos meses se destaca la recomposición del empleo de fabril. Durante el macrismo el empleo industrial había caído en 46 de 48 meses. En contraste, hace 8 meses que el empleo industrial formal crece y ya se ubica en 10 mil puestos por encima de fines de 2019.

El ministro de Desarrollo Productivo Matías Kulfas celebró los indicadores y aseguró que “la industria tuvo un verano fabricando por encima de los niveles prepandemia”.

Kulfas adelantó además que los datos preliminares para marzo arrojan un resultado alentador. “Por supuesto que la comparación contra 2020 va a dar ahora muy alta producto de que ya comparamos contra meses pandémicos. Aun así, comparando contra 2019 los datos son positivos. De acuerdo a nuestras primeras estimaciones, en marzo la industria operó aproximadamente 6 por ciento por encima de marzo de 2019, y 27 por encima de marzo de 2020”.

Por ejemplo se precisó que la producción automotriz superó las 43.000 unidades en marzo, lo que representa el mayor valor desde agosto de 2018, y un crecimiento del 48 por ciento respecto a marzo de 2019 (y del 125 por contra marzo de 2020).

Los vehículos nacionales ganaron notoria participación en las ventas totales de autos, pasando del 30 al 46 por ciento en el último año. “A su vez, 4 de los 5 modelos más patentados son ahora de fabricación nacional, y eso implica más trabajo argentino”, detalló Kulfas.

 

fuente: Pagina 12