Elsa Felipovich y su obra "Mi vida en flor"

Elsa Felipovich y su obra "Mi vida en flor"
Elsa Felipovich y su obra "Mi vida en flor"
Elsa Felipovich y su obra "Mi vida en flor"
Elsa Felipovich y su obra "Mi vida en flor"
Elsa Felipovich y su obra "Mi vida en flor"
Elsa Felipovich y su obra "Mi vida en flor"
Elsa Felipovich y su obra "Mi vida en flor"
Elsa Felipovich y su obra "Mi vida en flor"
Elsa Felipovich y su obra "Mi vida en flor"
Elsa Felipovich y su obra "Mi vida en flor"
Elsa Felipovich y su obra "Mi vida en flor"
Elsa Felipovich y su obra "Mi vida en flor"
Elsa Felipovich y su obra "Mi vida en flor"
Elsa Felipovich y su obra "Mi vida en flor"
Elsa Felipovich y su obra "Mi vida en flor"
Elsa Felipovich y su obra "Mi vida en flor"
Elsa Felipovich y su obra "Mi vida en flor"
Elsa Felipovich y su obra "Mi vida en flor"

Fue así que el Mercado de las Artes de la Municipalidad de Coronel Suarez, se encontró con un marco de público, familiares y amigos, entre ellos compañeras de estudio, adeptos a los cuadros que con tanto talento y amor pinta o como en este último caso, dibuja. Realmente se pudo apreciar en todo el mercado, una hermosa obra llena de colores, tal cual a ella le gusta y con un profundo sentimiento plasmado en sus cuadros, como aquellos que ya han trascendido fronteras, puesto que ha sido convocada nuevamente para exponer en Barcelona.
En la inauguración de la exposición se contó con la presencia y acertadas palabras de calidez para con la artista y bienvenida a todos, del director de cultura Alberto Guede. También se encontraba Nora Schwab, profesora de pintura del taller para personas con necesidades especiales, del grupo expositor invitado Policromo. Las palabras de quien fue profesora de Elsa en esta incursión en el dibujo, Guillermina Victoria y por supuesto, el cálido recibimiento de la misma anfitriona de la noche para todos los concurrentes.
Más sorpresas se vivieron en la muestra, donde exponentes de la Escuela de Música engalanaron con notas musicales, una noche intensa de color, alegría y emociones. Las mismas se pudieron apreciar en el saxo con melodías interpretadas por Marcos Wesner y más tarde, el director de la EMMCOS Angel Tuti Schamberger, junto al maestro Albino Lang y Joaquin Meier también hicieron de la música un deleite, primeramente a la expositora y junto a ella a todo el público. No faltó por supuesto el brindis por los cincuenta años como artista y sumado a ello un agasajo muy bien servido por el equipo de cultura y quienes pertenecen a la Asociación Andante de la misma EMMCOS. 
Elsita invitó además a todos los presentes, para que plasmaran un dibujo en un lienzo, que será entregado a la Escuela de Música, en la inauguración de su propia sede. También la generosidad de la artista, hizo que se realizara un sorteo entre los presentes, con uno de sus bellos cuadros y la favorecida con el mismo fue la Sra. Sara Larumbe de Weis. 
Quienes conocemos a Elsita, sabemos de su sencillez, su amor por la vida, la familia, sus amistades y la pasión por la música, la pintura, el arte todo. Leyendo los títulos que le pone a cada cuadro que ha expuesto, se puede vislumbrar incluso en ella a una posible escritora del romanticismo. Sabemos así que el éxito es descontado y que todo lo que ella se propone, con ese don, sus ansias y ese ángel que tiene, lo cumple.