Cómo están los hospitales de Bahía para afrontar la segunda ola de COVID-19

Cómo están los hospitales de Bahía para afrontar la segunda ola de COVID-19

La segunda ola de coronavirus llegó a Bahía Blanca antes de lo esperado. Algunos especialistas indicaban que el aumento de contagios se iba a dar a finales de abril o principios de mayo, pero este mes arrancó con récord de casos: el Municipio reportó el martes 222, el miércoles 402 y ayer 199, las cifras más altas en toda la pandemia.

Sin embargo, hay dos aspectos a considerar: los laboratorios se estuvieron poniendo al día tras el fin de semana largo y hubo un aumento en la cantidad de testeos.

Los casos vienen creciendo desde marzo tras la calma de febrero y este inicio de abril volvió a encender las alarmas, como en la primavera del año pasado. Pero la situación no es la de 2020. Para bien y para mal.

A favor tenemos un año de experiencia, el comienzo de la campaña de vacunación que en las últimas semanas se acelero, las estructuras hospitalarias armadas y el conocimiento de los protocolos (aunque no siempre se cumplan).

En contra, la crisis del ámbito de la salud privada, la menor disponibilidad de camas por la atención de patologías postergadas en 2020, el cansancio del personal de salud y el relajamiento social.

El intendente Héctor Gay dijo dias atras que los hospitales privados, que están más abocados a otras patologías, deberán reestructurarse para hacer frente a la demanda. 

Ante un escenario complejo que no se reduce al número de camas, autoridades de los hospitales de Bahía contaron qué sucede en sus instituciones, cuáles son sus limitaciones y, en el caso de los privados, qué medidas pueden ayudar para disminuir el impacto económico de la pandemia.

 

fuente: La Nueva